Compartir

Ocho años han pasado desde que Firma Digital se implementó en el país y desde entonces la tramitología institucional cambió para siempre: Largas filas, presas, papeleo y un ánimo poco agradable es lo que generalmente implicaba antes de que Firma Digital se implementara.

El panorama de hoy en día ha distado de forma paulatina del anterior, gracias a este mecanismo virtual que ahorra tiempos, traslados y documentación física a los ciudadanos costarricenses que necesitan de las instituciones públicas para realizar gestiones personales o empresariales.

Eso es Firma Digital, un aliado para que usted pueda aligerar sus trámites desde la comodidad de su casa u oficina sin la necesidad de desplazarse hasta la institución gestora. Desde el 2009 comenzó su puesta en práctica con apenas 621 usuarios.

Actualmente son más de 200.000 costarricenses, los que cuentan con esta herramienta digital representando esto apenas un 2.7% de la cantidad de ciudadanos mayores de edad que están en capacidad de obtenerla.

El desapego al consumo de papelería traducido así en una reducción del gasto público, la transparencia en la función pública, la disminución de las emisiones de dióxido de carbono, y el dinamismo en la tramitología son tan sólo algunas de las grandes cualidades que Firma Digital le ha brindado al país.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) es un ejemplo de ello, ya que a través de su Sistema de Correspondencia más de 200.000 documentos son tramitados al año. De estos 200.000 el ICE se propuso en el 2014 gestionar 50.000 por año con Firma Digital para el 2017.

Y aunque hasta el momento no ha completado esta cifra, el ahorro que le han permitido al país es digno de analizar.

¿Qué resultados ha traído?

El costo de una nota física, ocupada por ambas caras es cercano a los ₡1.700 en comparación a una digital en el que su costo es de tan sólo ₡10.

Por promedio y al año, el ICE genera 34.224 notas, lo que es igual a un eventual gasto de ₡ 59.105.279 millones si fuesen físicas y de ₡342.240 si se tramitan en digital. Gran diferencia ¿cierto?

Dicho esto y con cifras exactas, el ICE ha logrado ahorrar a través de su Sistema de Correspondencia ₡ 940.646.66.40 millones desde el 2014 que se inició la implementación de Firma Digital. Son casi ₡1000 millones que el Estado ha podido retener y destinar a otras prioridades con el apoyo de la tecnología y la ciudadanía.

Y si ésta no fuera razón suficiente para creer en Firma Digital, el ambiente le agradece que considere la siguiente:

Ruta hacia la Carbono Neutralidad.

Costa Rica cuenta con la meta de lograr ser Carbono Neutral para el 2021. Y para esto, necesitamos unir fuerzas para minimizar las emisiones de dióxido carbono provenientes del transporte, la tala y el consumo energético.

Firma Digital no sería la causante principal de que esto suceda, pero sí sería una integrante vital para que el gasto de papel que usted y yo necesitamos para obtener una documentación oficial sea nulo. Así como el consumo de combustible para lograr el traslado hacia la obtención de cualquiera que fuese el trámite que usted requiera.

Si consideramos que en Costa Rica el 90% de las tareas giran alrededor de documentos de papel para tramitología ¿Cuánto más podríamos continuar ahorrando si en lugar de que el 2,7% de mayores de edad use Firma Digital pase a ser el 100%?

En su poder está hacer un uso eficiente y consciente de su tiempo, que es igual a que el país avance y progrese, únicamente necesita 15 minutos para solicitar su Certificación y continuar así realizando sus gestiones de forma virtual.

Podés sacar tu firma digital en: http://www.mifirmadigital.go.cr/